HURACANES EN PAPEL™ - Reseñas literarias

Sólo me queda esperar la aparición de un Nuevo Tifón Literario de magnitud cinco como los producidos por Joyce, Proust o Kafka. Ese día llegará y mi búsqueda no habrá sido en vano. Huracanes en papel™ 2007-2016

domingo, 11 de mayo de 2008

Crematorio de Rafael Chirbes

Queridos lectores, nos encontramos ante la octava y mejor novela de su autor y una de las mejores de las publicadas en esta década dentro de la literatura española. Si, un peso pesado de las letras que arroja palabras e ideas corpulentas llenas de vigor al texto , un huracán en papel, narrativa enérgica y robusta que agita, revuelve y sacude nuestra conciencia dormida ayudándonos a traspasar las espesas cortinas de la indiferencia.

En esta obra Chirbes derriba los cimientos corruptos de una época enladrillada mediante especulación inmobiliaria, derrumba los hormigonados edificios que han arrasado las costas de su Valencia natal introduciendo en la narración con mucha literariedad el cuerpo de Matías Bertomeu en el crematorio como un acto de reivindicación y de tránsito, que anuncia el final de una fase alienante.

La muerte de Matías Bertomeu, el ideólogo que cambió la revolución por la agricultura, pone en marcha los mecanismos que componen Crematorio. El dolor devuelve el reverso de vidas levantadas sobre oscuros cimientos: la del hermano de Matías, Rubén, el constructor sin escrúpulos; la de Silvia, la hija de Rubén, biempensante restauradora de arte casada con Juan Mullor, el catedrático que prepara la biografía de Federico Brouard, viejo amigo de los Bertomeu, un escritor alcohólico que vive el fracaso de sus últimos días; la de Ramón Collado, el hombre que hizo los trabajos sucios del constructor; la de Traian, el mafioso ruso, viejo socio de Rubén; y la de Mónica, la jovencísima y ambiciosa esposa.

lunes, 5 de mayo de 2008

El sindicato de policia yiddish de Michael Chabon

Michael Chabon es un escritor estadounidense de ascendencia judía. Muy pronto una de sus primeras novelas se convirtió en best-seller consagrándolo como una celebridad literaria en su país. Consiguió el prestigioso Premio Pulitzer por Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay en 2001 avalada por toda la crítica.

En su última novela se le ha dado un excesivo bombo, un ambiente de intriga que no alcanza satisfacernos en ningún pasaje de la historia. No es capaz de situarse y mostrar un contexto firme. Excepto al final de la historia he sentido que la mayor parte del contenido está desperdigado, los sucesos no llegan a soldarse. El distrito federal de Sitka en Alaska, lugar al que las autoridades internacionales desplazan a miles de judíos tras la Segunda Guerra Mundial, no se percibe con precisión, aparece muy lejano, difuso para el lector.

La novela gira en torno al asesinato de un carismático miembro de la comunidad judía que se hace llamar Emanuel Lasker, en referencia al famoso ajedrecista. Este hecho permite que nos adentremos en los secretos de esta ucrónica sociedad yiddish. La trama nos va desvelando cuáles son los intereses velados del pueblo judío emplazados en un gélido territorio, situación que no les impide mantener fielmente sus dogmas religiosos tan característicos.

Los refujiados y sus descendientes han conseguido vivir en paz durante un largo periodo de tiempo, pero el sueño de un hogar para los judíos parece llegar a su final y una vez más la Historia los arrastra a un destino incierto que se irá desvelando tras las pesquisas del consternado y sagaz detective Landsman, divorciado y dado al alcohol para mitigar su tedio existencialista.

Como punto positivo destaco la creatividad de Chabon a lo largo de la trama, sus textos dominan la palabra con un estilo original y singular al concebir escenarios llamativos y uno entiende rápidamente que estemos ante uno de los escritores más populares de la literatura norteamericana. Puede que esta novela sorprenda a adolescentes que sean judíos y norteamericanos, de lo contrario, como a mi, les producirá aburrimiento. Quedan avisados.